5 claves para empujar las ventas online

Pese a lo que pueda parecer, no es necesario poseer una gran empresa para contar con una estrategia de marketing digital. Todos los negocios, sin importar su tamaño, pueden encontrar grandes beneficios si se implanta la estrategia adecuada. En el caso de pequeñas y medianas empresas, la principal ventaja es romper barreras territoriales y expandir su mercado sin fronteras.

Muchos negocios están pasando por tiempos muy difíciles, algunos han quebrado y otros afortunados han podido reinventarse y sobrevivir a la crisis sanitaria. La clave de estos últimos, en la mayoría de los casos, ha sido dar el paso hacia la transformación digital. Si antes era importante contar con presencia en Internet, ahora más que nunca se ha convertido en algo imprescindible.

Tanto si tu web es informativa, como si es tu principal canal de venta, si no hay tráfico en ella de poco te sirve tenerla. Puede que cualquiera sepa hacer una página web pero eso no es suficiente, debe ser intuitiva, atractiva, interesante y sobre todo seguir las pautas SEO.

A continuación os dejamos 5 consejos para mejorar las ventas de tu tienda online.

1. Trabajar en el posicionamiento (SEO)

El SEO es un conjunto de acciones orientadas a mejorar el posicionamiento de una página web en la lista de resultados de los buscadores. Para trabajar correctamente el SEO, lo mejor es contar con una empresa especializada en posicionamiento donde puedan hacer una estrategia a medida. Lograr estar en los primeros resultados de los buscadores es fundamental, porque solo el primer resultado obtiene un tercio de los clics, y los tres primeros más de la mitad. A más visitas, más probabilidades de tener nuevos clientes.

2. Cuida cada detalle de tu página web

A veces un sitio web logra tener mucho tráfico, pero se queda en simples visitas que abandonan rápidamente la página. Hay tres razones principales para ello: es poco profesional o estética, es lenta o no es intuitiva. Hoy en día, cuando queremos algo lo queremos ya. La inmediatez es una cualidad imprescindible, no vamos a perder el tiempo esperando a que una página cargue ni vamos a investigar dónde está lo que queremos encontrar.

Por otro lado, una página web es el escaparate de tu empresa, tus posibles clientes se dejarán guiar por la impresión que les de esta, para bien o para mal. Por eso, tu web debe ser estética y muy intuitiva, para que todos encuentren sin dificultad y de un solo vistazo lo que buscan antes de que se vayan a otra web a buscarlo.

3. Utiliza las herramientas de las redes sociales

Las redes sociales son una herramienta relativamente nueva y muy potente para tu negocio. Cada vez podemos encontrar en ellas más utilidades para el marketing digital y la venta online.

Por ejemplo, Instagram es una plataforma muy útil donde la mayoría de empresas acuden para hacer publicidad, ya sea mediante colaboraciones con otras marcas, influencers, haciendo propaganda mediante stories…

En esta red social puedes encontrar personas de todo tipo, por lo que es relativamente sencillo dar con tu público objetivo. Para llegar a él, puedes crear promociones o hacer colaboraciones con otros que tengan características en común con tu empresa. De esta forma, cuanto más especializado sea el perfil, más fácil será tener una mayor afinidad con futuros compradores potenciales. Pero no puedes conformarte solo con tener seguidores en Instagram, debes generar tráfico hacia tu web. Para eso, la mejor opción es subir historias con enlace a tu web o a productos específicos.

Otra forma bastante rentable para publicitarse es desde Facebook Ads, y para ello tan solo necesitarás crear una página de empresa en Facebook. Aquí puedes segmentar el público con todo tipo de filtros como edad, sexo, ubicación, intereses… De esta forma, puedes dirigirte específicamente a aquellos que realmente pueden estar interesados en lo que ofreces y así captar futuros clientes. La mayor ventaja es que puedes comenzar haciendo pequeñas inversiones y así, según los resultados obtenidos, podrás analizar los resultados para continuar con futuras campañas.

4. Cuida a tus clientes

Los clientes siempre deben sentirse escuchados y atendidos. De nada sirve estar en todas las redes sociales si después no vas a estar pendiente de los mensajes, comentarios y sugerencias. Atiende con rapidez las dudas, ya que en muchos casos son el punto de inflexión entre realizar o no una compra. Haz que todo el proceso de compra sea rápido y sencillo, o podrás correr el riesgo de perder clientes por el camino.

5. Haz marketing de contenidos

El marketing de contenidos es una potente herramienta para atraer al público hacia tu página web. Esto se debe a que uno de los aspectos más importantes para el posicionamiento es tener una continuidad, por lo que debes cuidar que tu contenido se actualice de forma periódica. Escribe en tu blog sobre consejos, recomendaciones, tutoriales o cualquier cosa que tenga que ver con los productos que ofreces y crea enlaces hacia ellos.

Se tiende a pensar que cualquiera puede llevar redes sociales o crear una página web útil, pero el mundo del marketing digital es algo nuevo y complejo, donde cada estrategia debe estar bien calculada según tus necesidades y objetivos. Por ello, no dudes en contar con los mejores expertos para sacar el máximo provecho a todas las oportunidades que ofrece internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.